El cambio depende de cada uno de nosotros

Cuando nos encontramos en un entorno hostil, poco satisfactorio y que nos produce malestar, solemos hacer 2 cosas:

 

Escapar, huir, salir de ese entorno: y entonces cambiamos de trabajo, nos trasladamos de ciudad, nos separamos, etc.


Quejarnos: las personas nos quejamos por dos motivos, uno porque descarga nuestras emociones y otra porque es cómodo. El inconveniente es que se retroalimentan entre unos y otros, de tal forma que cada vez nuestro entorno se vuelve más tóxico. 

Y hasta personas nuevas que entran en ese entorno con emociones y actitudes positivas, se contagian al cabo de unos meses y se contaminan. Al igual que los virus.

Pero hay otra opción que nos permite hacer algo más.

Es cierto que no podemos cambiar a nuestro jefe, compañeros, ni a nuestros alumnos ni a nuestros hijos, pero si podemos cambiar algo: A NOSOTROS. ¿Qué significa esto?


Pues que si nos enfocamos en las cosas positivas y minimizamos lo que no nos gusta de nuestro entorno y personas de alrededor, pasarán tres cosas, ¿te gustaría saberlas?


Si te enfocas en las cosas positivas de tu vida...

  •  Cambiará tu pensamiento, pasarás de intoxicarte con pensamientos negativos a disfrutar de tener en tu mente pensamientos positivos y optimistas (si tu mente fuera un vaso, ¿qué prefieres echar agua sucia o agua limpia? Pues es lo mismo, tú decides.
  • Cambiarán tus emociones , pasarás del enfado, la ira, la tristeza y la frustración a la alegría, la serenidad y la confianza.
  • Cambiará tu lenguaje , pasarás de la descalificación a la aprobación, del reproche a la petición.
  • Cambiará tu ACTITUD y cambiará tu vida.

Y todo eso lo conseguirás cambiando tu enfoque, interesante, ¿no?

 

¿Qué más vas a conseguir?

  •  Influenciar en los demás, y si poco a poco van cambiando también los demás contribuirás a la TRANSFORMACIÓN DEL ENTORNO, pasando de un entorno tóxico y contaminado a un entorno positivo y saludable.
  • Motivación y ganas de trabajar
  • Mejorar nuestro bienestar personal
  • Tener mejores relaciones personales y profesionales


 

 

 

Hoy me ha llegado una invitación para unirme a los 3 propósitos del 2015 a nivel universal, ¿te unes al compromiso?:

 

 

 

1/ Sé Amable y Respetuoso

Seremos amables y respetuosos con nosotros mismos y con los demás siempre que sea posible. Y siempre es posible: ten en cuenta que todos libran una batalla interna que los demás podemos desconocer.

2/ Procura Ser Más Sabio

Trataremos de tomar todas las decisiones con sabiduría, escuchando atentamente nuestra propia voz y la de los demás y estableciendo un equilibrio armónico entre la cabeza, el corazón y la intuición.

3/ Practica la Gratitud

Reflexionaremos con regularidad sobre las cosas que nos hacen sentirnos agradecidos, ya que nos aporta perspectiva, disuelve la negatividad y nos centramos en lo que es más importante.

 

El cambio depende de cada uno de nosotros.

¿Esperamos a que los demás cambien nuestro mundo o cambiamos nuestro mundo para los demás?

Nuestro planteamiento es que si cada uno de nosotros cambia su pequeño mundo, el resto del mundo también cambiará.

 

Si cambias tú, cambia “tu mundo”,

si cambia “tu mundo", cambia tu entorno,

si cambia tu entorno, cambiamos el mundo

 

 

¿Qué vas a hacer diferente en tu vida a partir de hoy para empezar el Cambio?

 

 

Anímate y déjanos tus comentarios y compártelo con quien creas lo puede necesitar.

 

Gracias por leerme,

 

Natalia Pastor