Lidera tu vida

Silencia tu mente, escucha tu cuerpo

 

Las prisas y los quehaceres cotidianos nos llevan de un lado a otro sin tener mucho tiempo para reflexionar sobre nosotros mismos, ¿qué nos pasa?, ¿en qué dirección vamos?, ¿a qué ritmo?, ¿a qué precio?, ¿estamos viviendo la vida que queremos o la que nos trae la inercia de acontecimientos?. Lideras tu vida o tu vida te lidera a ti.

A veces paramos cuando tenemos dolencias físicas, malestar, malas digestiones, cansancio o incluso agotamiento, pero estamos tan inmersos, que ni en esos momentos nos da por pensar qué nos está pasando.

 

El cuerpo como máquina precisa que es, nos informa a modo de alertas, normalmente son pequeñas señales pero cómo no escuchamos ni hacemos caso, cada vez las agrava más a ver si así, prestamos atención. Nos dice, que no estamos haciendo algo correctamente, hábitos de salud, gestión errónea de emociones, pensamientos tóxicos que nos boicotean, etc.

 

Todos sabemos que esto es más frecuente de lo que nos gustaría, pero aunque lo conocemos, tampoco hacemos nada para remediarlo, unas veces por no saber cómo hacerlo y otras  por hacer demasiado caso a nuestras propias excusas tranquilizadoras. Y así vamos y seguimos por la vida hasta que en algún momento, incluso podemos llegar a enfermar.

 

Pero hay una manera de detener este proceso y es muy fácil, sólo tenemos que dedicarnos un tiempo a nosotros mismos cada día, escuchar lo que nos pasa e ir poniendo remedio, poco a poco, pasito a pasito.

 

Natalia Pastor